Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Energía solar

» » Energía solar

La energía solar es la energía obtenida a partir de la radiación electromagnética del Sol, principalmente en forma de luz y calor. Desde el punto de vista de la humanidad, se considera una energía ilimitada e inagotable.Se puede dividir en energía solar térmica, la cual se utiliza para calentar agua o generar electricidad de forma indirecta y en energía solar fotovoltaica, que produce electricidad a través de placas de semiconductores al recibir la radiación solar.

energia solar

Energía solar térmica

La energía solar térmica o termosolar, consiste principalmente en el aprovechamiento del calor de la radiación solar, que es absorbido mediante colectores solares de forma plana, como las placas solares térmicas que pueden verse instaladas en algunos hogares.

Con el calor del Sol se caliente agua de forma directa que puede emplearse para uso doméstico, sanitario, industrial, para calefacción de espacios, piscinas climatizadas, secaderos, entre otras. Además, de forma similar a como ocurre en las centrales nucleares, con el vapor generado por el agua caliente se puede producir energía mecánica y, a partir de ésta, energía eléctrica.

En el sector agropecuario se pueden dar otro tipo de aplicaciones de la energía solar, como los invernaderos solares que favorecen los cultivos mejorando la calidad y la cantidad de las cosechas o los secaderos agrícolas que pueden implantar placas termosolares para cubrir sus necesidades energéticas y no depender del abastecimiento eléctrico convencional.

Energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica consiste en la captación de la energía solar a través de módulos fotovoltaicos, esta energía capturada se transforma en energía eléctrica mediante un dispositivo semiconductor elaborado a partir de silicio que se denomina célula fotovoltaica o bien una deposición de metales sobre un sustrato, denominado célula solar de película fina. Este tipo de metales son sensibles a la luz y desprenden electrones cuando los fotones inciden sobre ellos. En otras palabras, convierten la energía lumímica en energía eléctrica.

En sus inicios, este tipo de energía solar se empleaba para abastecer de energía eléctrica aquellos lugares donde no era posible acceder a las redes eléctricas convencionales. Sin embargo, hoy en día son innumerables las instalaciones solares que se emplean en conexión con las redes eléctricas.

La utilidad de la energía fotovoltaica es tan amplia como la que tiene la propia electricidad. Se emplea activamente en sectores diversos, como en telecomunicaciones, automoción, ferrocarriles, plataformas petrolíferas. Su única limitación se deriva de los costes elevados de los equipos necesarios para su funcionamiento o del espacio disponible para los paneles solares fotovoltaicos.

Entre los diferentes usos de la energía solar podemos destacar:

  • Suministro eléctrico a zonas rurales o de difícil acceso.
  • Telecomunicaciones: repetidores de señal, telefonía móvil.
  • Tratamiento de aguas: desalinización, cloración, potabilización.
  • Suministro de aguas: sistemas de bombeo, riegos.
  • Señalización: marítima, ferroviaria, terrestre, aérea.
  • Alumbrado público.