Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Energía eólica

» » Energía eólica

La energía eólica es uno de los principales tipos de energía renovable, atendiendo a la fuente que la produce, el viento. La energía eólica se genera mediante el aprovechamiento de la energía cinética de las corrientes de aire, que es transformada en energía eléctrica con las turbinas de los aerogeneradores, conectados a grandes redes de energía eléctrica.Los aerogeneradores consisten básicamente en unas grandes aspas con un sistema de rotor que giran por la incidencia del viento y producen energía mediante una turbina.

Los arogeneradores que componen el parque eólico pueden encontrarse en tierra firme (energía eólica terrestre) o bien estar situados mar adentro (energía eólica marina).

energia-eolica

¿Cómo funciona la energía eólica?

En la tierra el movimiento de las masas de aire se origina principalmente por la diferencia de presiones existentes entre distintos regiones, moviéndose de altas a bajas presiones. Para producir la energía eléctrica deseada hay que tener en consideración la energía cinética del viento, que depende de sus características, dirección e intensidad.

Las brisas marinas, producidas por la diferencia de temperatura entre el mar y la tierra, también son útiles para generar energía eólica. En las últimas décadas se ha producido un aumento en la utilización de las brisas marinas para producir energía eólica, lo que ha promovido la construcción de parques eólicos marinos, situados cerca de las costas. La energía del viento que se produce en el mar es más estable e intensa, los parques eólicos marinos producen un impacto a nivel visual mucho menor, pero sus costes de construcción y mantenimiento son superiores.

Características de la energía eólica

Como principales características de la energía eólica podemos destacar:

  • Es renovable debido a su capacidad ilimitada de producirse.
  • Es limpia, ya que ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Permite reemplazar las fuentes de energía convencionales dependientes del uso de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural).
  • Su impacto negativo sobre el medio ambiente es menor que el de otras fuentes de energía convencionales.
  • Sus costes de producción son bajos.
  • Puede implantarse de forma local para suministrar poblaciones remotas sin acceso a grandes redes eléctricas.

Un dato significativo sobre la energía eólica es que, a finales del año 2014, el 5% de la energía eléctrica consumida a nivel mundial procedía de esta fuente.