Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Desarrollo sostenible

» » Desarrollo sostenible

¿Qué es el desarrollo sostenible?

Se denomina desarrollo sostenible a la capacidad para satisfacer todas aquellas necesidades que se consideran básicas para la vida humana sin causar un impacto negativo al ecosistema y sin producir mayores daños al medio ambiente que se habita. Así, el principal objetivo del desarrollo sostenible es asegurar el progreso del ser humano como especie, la satisfacción de sus necesidades y el establecimiento de un estado de armonía junto con el medio ambiente.

desarrollo-sostenible

Para que pueda existir el desarrollo sostenible debe encontrarse el perfecto equilibrio entre sociedad, economía y medio ambiente:

  • La sociedad debe ser vivible y equitativa.
  • La economía debe ser equitativa y viable.
  • El medio ambiente debe ser viable y vivible.

Problemas que dificultan el desarrollo sostenible

Sin embargo, sabemos que hoy en día el desarrollo sostenible se parece más a una utopía que una realidad. Lo cierto es que existen numerosos obstáculos que nos alejan de este ideal:

  • Superpoblación, pobreza y desigualdad social.
  • Alteración de los paisajes naturales.
  • Destrucción de hábitats, como la selva y los bosques.
  • Extinción de especies a manos de los seres humanos.
  • Cambio climático como consecuencia de la actividad humana, calentamiento global.
  • Destrucción de la capa de ozono, cuya función principal es permitir la vida en el planeta.
  • Modelo político-económico basado en el capitalismo, el consumismo y la propiedad privada.

¿Cómo llevar a cabo un desarrollo sostenible?

Presiona a las autoridades locales para que apuesten por el desarrollo sostenible de tu pueblo o ciudad. Está claro que el mayor peso recae sobre los gobiernos de las grandes naciones, pero toda acción cuenta para promover el cambio social y extender la conciencia respetuosa con el medio ambiente. Granito a granito se hace una montaña.

Incorpora a tu día a día pequeños gestos respetuosos con el medio ambiente y promueve el desarrollo sostenible en tu casa, tu barrio o tu comunidad.

    • Sigue la regla de las tres r: reduce, reutiliza, recicla.
    • Separa antes de reciclar. Separa los residuos según su tipo y deposítalos en el contenedor adecuado: desechos orgánicos, papel y cartón, envases y plásticos o vidrio.
    • Los desechos que no pueden reciclarse, como los procedentes de materia orgánica (restos de frutas, verduras y otros alimentos), sirven para hacer abono casero y nutrir a nuestras plantas.
    • Si tienes la oportunidad, instala paneles solares para generar energía alternativa en tu vivienda o comunidad. La energía solar es inagotable y no contamina.
    • Si tienes un jardín o algún espacio para plantar, intenta comenzar tu propio huerto. Puede ser un hobby bastante entretenido y revitalizante. Puedes cultivar tus propias hortalizas y distribuirlas en tu comunidad: tomates, habas, rábanos, cebollas, lechugas y zanahorias son fáciles de sembrar y cuidar.
    • El agua de lluvia es la mejor para las plantas. Recógela siempre que puedas y utilízala para regar.
    • Sustituye el baño por una ducha rápida. No dejes el grifo abierto más de lo que sea necesario.
    • Reemplaza las baterías con las que funcionan tus aparatos electrónicos por baterías recargables. Los componentes usuales de las baterías desechables son productos altamente contaminantes cuando se liberan al medio ambiente.
    • Tiende la ropa para que se seque al Sol, en vez de utilizar la secadora.
  • Cuando cocines, utiliza ollas y sartenes con tapadera para que el calor no se pierda. Apaga el fuego un poco antes de terminar de cocinar, el calor retenido terminará de cocinar los alimentos.