Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Acciones para cuidar el medio ambiente

» » Acciones para cuidar el medio ambiente

La primera acción que debemos poner en práctica si queremos empezar a cuidar el medio ambiente es tomar conciencia de la situación que vive nuestro planeta, así como de las prácticas humanas que lo dañan. La especie humana es responsable de los desajustes en el planeta, la creciente contaminación y los preocupantes efectos del calentamiento global. Contrario a lo que pueda creerse, la solución está en cada uno de nosotros, mediante nuestras acciones cotidianas tenemos la capacidad de ayudar a proteger el medio ambiente.

cuidar-medio-ambiente

Acciones cotidianas para proteger el medio ambiente

Una forma de empezar es estudiando los problemas específicos que observes en tu barrio o comunidad, ya que es el primer lugar donde podrás influir. No te quedes en silencio, comparte tu forma de pensar con tus vecinos y ayúdales a tomar conciencia en favor del medio ambiente. Cada acción, por pequeña que sea, impactará de manera positiva en la conservación del medio ambiente. Pon tu granito de arena.

A continuación te mostramos algunos hábitos que puedes incorporar a tu día a día para contribuir a cuidar el medio ambiente.

    • Cuando vayas a hacer la compra, a la escuela, al trabajo o a cualquier otro lugar, camina o utiliza la bicicleta siempre que sea posible. Además de beneficiar al medio ambiente, tu salud te lo agradecerá. Si tienes que desplazarte distancias largas, utiliza el transporte público o comparte vehículo con tus compañeros.
    • Prefiere los productos frescos antes que los envasados. Suelen ser de mejor calidad y contribuirás a ahorrar envases.
    • Practica la regla de las tres r: reduce, reutiliza y recicla. Casi cualquier objeto puede reutilizarse, sólo tienes qué pensar en qué podrías transformarlo o qué te hace falta y si no se te ocurre nada, depósitalo en el contenedor adecuado para que pueda ser reciclado.
    • Sustituye las bombillas comunes por bombillas de bajo consumo. Puede que sean algo más caras, pero duran mucho más tiempo y consumen menos electricidad.
    • Intenta implementar la energía solar en tu hogar. Además de ayudar al planeta, tu inversión repercutirá positivamente en tu economía a largo plazo.
    • Ahorra agua. Sé consciente a la hora de utilizar el agua, es uno de los recursos naturales más preciados y es cada vez más escaso. Gasta sólo la que necesites.
    • Fabrica tu propia bolsa de ganchillo reciclada y llévala cuando vayas de compras. Las bolsas de plástico del supermercado acaban llegando al medio ambiente y tardan varios siglos en degradarse. También puedes optar por utilizar bolsas de papel biodegradable.
  • Escoge productos cosméticos y de cuidado personal fabricados a partir de ingredientes naturales. Utiliza productos de limpieza para el hogar que contengan jabones y detergentes biodegradables.